Patronato


El Patronato es el órgano de gobierno de la Fundación e inicialmente está formado por un representante de cada una de las instituciones firmantes de la carta fundacional.

La competencia del Patronato se extiende a todo lo que concierna al gobierno y administración de la Fundación, a la cual representa con plenitud de facultades.

Le corresponde la interpretación, desarrollo y ejecución de la voluntad manifestada por los fundadores en la escritura de constitución y en estos Estatutos.

El patronato dirigirá el funcionamiento interno de la Fundación; establecerá entre las finalidades fundacionales, aquéllas que han de ser atendidas con prioridad, nombrará y separará libremente al personal contratado; procurará la aplicación de las investigaciones y estudios y dirigirá todos los servicios.

Delegar sus facultades en el Consejo de Dirección o en uno o más de uno de sus miembros y nombrar apoderados generales y especiales.

No serán delegables la aprobación de cuentas ni la aprobación de presupuestos , ni aquellos actos que requieran la autorización del Protectorado de acuerdo con el artículo 16 de la Ley de Fundaciones (BOE de 27 de diciembre de 2002) y al 14.4 da Ley 11/1991, del 8 de noviembre, de reforma de la Ley 7/1983 de 22 de junio de régimen de las Fundaciones de Interés Gallego.

Al Presidente del Patronato le corresponderá la Presidencia de la Fundación, que corresponderá inicialmente al Presidente del Eje Atlántico, y será ocupada rotatoriamente por periodos de dos años por los demás otorgantes de la carta fundacional.

El Patronato una vez constituido designará a un Vicepresidente entre sus miembros, al igual que la Presidencia, será ocupada rotatoriamente por periodos de dos años por los demás otorgantes de la carta fundacional. El Secretario General de la Fundación ejercerá de secretario del Patronato, y asistirá a sus reuniones con voz pero sin voto.

Todos los miembros del Patronato ejercerán sus funciones después de haber aceptado el cargo.

Todos los Patronos ejercerán su cargo gratuitamente, pero podrán ser reembolsados de los gastos que, debidamente justificados, les ocasionen, así como percibir ayudas de costes por asistencia a reuniones.

El cesamiento de los patrones de la Fundación se producirá en los siguientes supuestos:

a) Por muerte, inhabilitación o incompatibilidad.

b) Por incurrir en alguna de las prohibiciones establecidas en las disposiciones legales aplicables.

c) Por haber sido condenados por sentencia firme como consecuencia del ejercicio de la acción social de responsabilidad.

d) Por decisión de la institución a la que representan en el Patronato, sin prejuicio de su sustitución por el nuevo representante de la misma.

e) Por renuncia, la cual será efectiva desde el momento en que se le notifique formalmente al órgano de gobierno, y deberá hacerse en la forma prevista para la aceptación del cargo de patrón.

Los cesamientos de los miembros del patronato se inscribirán en el Registro de las Fundaciones.

Son facultades del Patronato, entre otras:

a) El cese de los Patronos.

b) Ratificar a los miembros del Comité Científico. Este órgano velará por la adecuación de métodos y técnicas aplicadas para el mejor cumplimiento de los fines de la Fundación.

c) Aprobar las liquidaciones de presupuestos, el inventario-balance y la memoria anual de las actividades.

d) Aprobar las modificaciones necesarias de las inversiones del capital fundacional.

e) Interpretar estos Estatutos y establecer las normas complementarias que sean pertinentes, de acuerdo con la legislación vigente, así como resolver todas las incidencias legales que pudiesen surgir.

f) Acordar la modificación de los Estatutos o bien la fusión, la extinción o la agregación a otra Fundación; estos actos no podrán ejecutarse sin la aprobación del Protectorado.

g) Aconsejar en relación con las actividades de la Fundación, todos los programas de actuación, como los presupuestos, tanto ordinarios como extraordinarios, sugeridos por el Consejo de Dirección.

h) Velar por el cumplimiento de las finalidades fundacionales y aprobar todas aquellas normas que se creen para la realización de dichas finalidades.

El régimen de convocatorias del Patronato se regirá por:

El Patronato se reunirá tantas veces como crea conveniente el Presidente o lo solicite el Vicepresidente y, como mínimo, dos veces al año en Junta Ordinaria, una para aprobar el presupuesto y el programa de actuación del año siguiente, y otra para aprobar las cuentas y la memoria de las actividades realizadas así como para liquidar el presupuesto del ejercicio anterior.

Cursará la convocatoria el Secretario General por mandato del Presidente, por cualquier medio idóneo que permita dejar constancia de su recepción para que pueda llegar a los patrones al menos con ocho días naturales de antelación a la fecha de celebración de la reunión, y se acompañará el orden del día, así como toda la documentación.

Las reuniones del Patronato serán convocadas por su Presidente y se entenderá validamente constituidas cuando concurran a ella, presentes o representados, por lo menos la mitad más uno de sus miembros.

Los acuerdos del Patronato se adoptarán por mayoría absoluta de asistentes y será dirimente, en caso de empate, el voto del Presidente.

Son funciones del Presidente:

a) Representar a la Fundación y asumir la representación legal del Patronato.

b) Convocar, presidir y dirigir los debates de las reuniones del Patronato así como de cualquier otro órgano de la Fundación.

c) Ejecutar los acuerdos, pudiendo para esto realizar toda clase de actos y firmar aquellos necesarios para tal fin.

d) Disponer de gastos, ordenar pagos y rendir cuentas.

e) La firma de contratos y cualquier acto jurídico del que deriven obligaciones de contenido económico o patrimonial, dentro de su ámbito de competencia.

f) Jefatura superior y nombramiento del personal al servicio de la Fundación.

g) En los casos de urgencia y/o necesidades adoptar acuerdos que le correspondiesen al Patronato y que no tuviesen carácter indeleble dando cuenta a este en la primera reunión que celebre.

h) Nombrar y cesar al Director y al Secretario General de la Fundación a propuesta del Consejo de Dirección.

i) Ejercer las acciones, excepciones, recursos y reclamaciones jurídicas y administrativas en defensa de los intereses de la fundación.

j) Cualquier otra facultad necesaria para el funcionamiento de la Fundación que no esté determinada específicamente y que le pueda delegar el Patronato.

El Vicepresidente del Patronato asistirá al Presidente en sus funciones y representará a la Fundación en los asuntos que el presidente le delegue y lo sustituirá en los supuestos de vacante, ausencia o enfermedad.

El Secretario actuará como tal en todas las reuniones del Patronato. Se le encomendará la custodia de los Libros de Actas y de los documentos que otorgan personalidad jurídica a la Fundación, siendo el único facultado para expedir certificados, con el Visto Bueno del Presidente, realizando el cotejo y compulsa de los escritos presentados o emitidos por la Fundación.

El Patronato, por acuerdo para el que se necesitará el voto favorable por mayoría de sus miembros, podrá delegar aquellas competencias que no sean indelegables por ley en el Consejo de Dirección. En este Consejo de Dirección se integrará una persona en representación y la propuesta de cada institución firmante de la Carta Fundacional.